miércoles, 25 de noviembre de 2009

Biografia David Ricardo

(Londres, 18 de abril de 1772 - 11 de septiembre de 1823)


     Fue un economista inglés, miembro de la corriente de pensamiento clásico económico, y uno de los más influyentes junto a Adam Smith y Thomas Malthus. Continuó y profundizó el análisis del circuito de producción, cuyo origen se remonta a Quesnay y al fisiocratismo. Es considerado uno de los pioneros de la macroeconomía moderna por su análisis de la relación entre beneficios y salarios, uno de los iniciadores del razonamiento que daría lugar a la Ley de los rendimientos decrecientes y uno de los principales fundadores de la Teoría cuantitativa del dinero. Es por ello que es invocado por familias de pensamiento económico muy diferentes, desde los monetaristas neoclásicos a los marxistas ingleses.

     David Ricardo era el tercero de diecisiete hijos de una familia procedente de Portugal, que emigró de Holanda a Inglaterra antes de su nacimiento. Después de una breve etapa escolar en los Países Bajos, empezó a trabajar a los catorce años, en la London Stock Exchange (Bolsa de Londres), como empleado de su padre, dónde aprendió lo básico sobre finanzas. En 1793, a los 21 años, se casó con Priscilla Anne Wilkinson fuera de la fe judía y las relaciones con su familia se volvieron más tirantes, por lo que Ricardo decidió establecerse por su cuenta. Por esa época adoptó el utilitarismo. Especializado en la negociación de valores públicos, prosperó bastante rápido y para 1815 había amasado una fortuna considerable.

     En 1819 fue elegido miembro del Parlamento por Portarlington (Irlanda), retuviendo el cargo hasta su muerte, aunque nunca lo visitó. En la Cámara de los Comunes sus opiniones gozaban de autoridad, y se ha dicho de él que fue el primero en educar a la Cámara en el análisis económico. Enseguida se retiró de los negocios, lo que le permitió dedicarse a trabajos intelectuales desde muy joven.

    Su obra más importante fueron, Principios de Economía Política y Tributación, aparecida en 1817, constituye la exposición más madura y precisa de la economía clásica; en el prefacio afirma que "el principal problema de la economía política es determinar las leyes que regulan la distribución". Con ese fin desarrolló una teoría del valor y una teoría de la distribución. Escribió también gran número de ensayos, cartas y notas que contienen notorias aportaciones de gran relevancia. La labor de este economista es particularmente importante por el lugar destacado en que colocó al problema del valor, especialmente al poner de manifiesto con claridad que los problemas de la distribución dependen de la teoría del valor.

   Sus principales ideas económicas, La Ventaja comparativa, que defiende las ventajas del comercio internacional y en esencia es una ampliación de la división del trabajo propuesta por Adam Smith y opuesta a las teorías proteccionistas. Ley de Hierro de los Sueldos, también se le atribuye la idea que afirma que el salario real de los trabajadores permanecerá cercano al nivel de subsistencia aunque haya intentos de incrementarlos, conocida como la Ley de hierro de los sueldos (o de los salarios), basada a su vez en las ideas de Thomas Malthus. La equivalencia Ricardiana, según la que el déficit fiscal no afecta a la demanda agregada de la economía; y también que en algunas circunstancias la decisión de un gobierno de cómo financiarse (utilizar impuestos o emitir deuda) puede no tener efecto en la economía. Irónicamente, aunque esta equivalencia lleva su nombre, Ricardo nunca estuvo totalmente convencido. Robert Barro hizo unas variaciones de la misma idea utilizando la teoría de las expectativas racionales.